Enamorada de la música

Artículos

Joven y talentosa son dos palabras que describen muy bien a la joven cantante Giselle Lage. Santiaguera de pura cepa, es miembro de la Asociación Hermanos Saíz e integra el prestigioso catálogo de la Empresa Comercializadora de la Música y los Espectáculos “Miguel Matamoros”, de Santiago de Cuba.

Para conocer detalles de su trayectoria musical, Sierra Maestra conversó con una de las intérpretes que en la actualidad defiende con mayor arraigo las raíces musicales de esta ciudad.

Giselle Lage: una voz que acaricia el oído

Artículos

Giselle Lage no canta. Ella hace mucho más pues enamora con su voz y acaricia el oído.

Quien la ve, con su menuda figura y no de gran tamaño, no imagina que sea capaz de llenar un escenario, cautivar al público y hacerlos sus cómplices. Con el micrófono en la mano, se convierte en una reina.

El vigor de la canción

Artículos

Resulta casi un imposible, y que ocurre con mucha más frecuencia de lo que deseamos, el develar las novedades sonoras que acontecen más allá de los predios capitalinos. Los consabidos problemas objetivos y subjetivos (más lo primero que lo segundo y también viceversa, diría Benedetti), nos impiden a menudo hacer salir a la luz de los medios nacionales los no pocos brillos que atesoran las provincias.

Si usted pasa por Santiago de Cuba y puede darse un salto por alguna de las peñas que allí acontecen, en especial alguna ligada a la buena canción, no deje de escuchar a Giselle Lage Gil. Todavía parece una adolescente, de figura esbelta y una apariencia casi frágil, que sus ojos grandes y serios desmienten de inmediato. Pero, mejor, espere a que cante. Entonces descubrirá una voz hermosa, un sonido donde se notan ya el rigor y el talento, y un futuro donde no faltarán mayores logros y estaturas, si tan serio camino se mantiene y cultiva como merece.