Nueva edición de «Crónicas de mi ciudad»

Noticias

La pianista y cantante Giselle Lage se presentará este viernes 10 de mayo a las 4:00pm en su peña “Crónicas de mi ciudad” que tiene lugar en la Casa Museo Heredia, de Santiago de Cuba.

En esta ocasión disfrutaremos del excelente trabajo musical del “Quinteto de vientos” dirigido por el maestro Carlos Robert y también del Dúo “Imagen” con sus antológicos boleros del ayer.

Giselle Lage en su peña Crónicas de mi ciudad. Foto: Bárbara Aguilar

Como es habitual la peña contará con la colaboración del escritor Noel Pérez García; y la sección “Escalinata” a cargo de la periodista Daylenis Blanco Lobaina.

La peña “Crónicas de mi ciudad” se realiza siempre el segundo viernes de cada mes y su entrada es libre de costo.

Con febrero regresan las “Crónicas de mi ciudad”

Noticias

Giselle Lage invita a una nueva edición de su peña Crónicas de mi ciudad, a celebrarse este viernes 8 de febrero, a las 4:00 p.m. en su habitual espacio de la Casa Museo José María Heredia.

Para la ocasión ha invitado a dos jóvenes músicos santiagueros: Elizabeth Romero y Nazim Guerra.

Elizabeth, flautista y cantante, adquirió popularidad entre el público cubano por su participación en una de las ediciones de Sonando en Cuba. Desde entonces, se presenta en diferentes espacios de la ciudad, en los que defiende una variedad de géneros de la música cubana. Por primera vez, en Crónicas de mi ciudad, Elizabeth será acompañada al piano por Giselle.

Nazim Guerra, por su parte, es un joven cantautor santiaguero con un estilo muy distintivo de enfrentar la canción y la guitarra. En los últimos tiempos, se vuelto habitual su presencia en diferentes espacios culturales santiagueros. Su presencia en la peña será, además, pretexto para rendir homenaje al trovador Santiago Feliú, a siete años de su desaparición física.

Crónicas de mi ciudad contará también con la nueva sección “Escalinata”, a cargo de la periodista Daylenis Blanco Lobaina; en la que nos acercarán a calles y lugares patrimoniales de nuestra ciudad.

Desde hace más de cinco años, la peña Crónicas de mi ciudad tiene lugar el segundo viernes de cada mes y su entrada es libre de costo.

Un oasis hecho de canciones

Artículos

Por: Antonio López Sánchez

El seguimiento noticioso de un hecho, cualquiera que este sea, es una premisa del trabajo periodístico. Lograr esa continuidad resulta muy reconfortante para cualquier periodista. Si además, en el caso de los escribas que no movemos en predios musicales y de la cultura, el seguimiento trae aparejadas las satisfacciones de constatar avances y logros de alguna figura, la recompensa resulta mayor.
Hace alrededor de tres años, reseñaba este redactor la primera grabación de la joven cantante santiaguera Giselle Lage Gil. Un fonograma con aires troveros, aunque con horizontes abiertos a varios géneros de la canción, y con la presencia en la guitarra de ese grande que es Gabino Jardines. Como subrayado de la solidez e intenciones de la artista, decía por entonces en aquel texto, destacaba la selección de autorías, todos nombres de la más alta canción cubana y latinoamericana.
Ahora, otro disco marca nuevos pasos en la carrera de esta intérprete. El álbum se aventura también hacia horizontes mayores.

Enamorada de la música

Artículos

Joven y talentosa son dos palabras que describen muy bien a la joven cantante Giselle Lage. Santiaguera de pura cepa, es miembro de la Asociación Hermanos Saíz e integra el prestigioso catálogo de la Empresa Comercializadora de la Música y los Espectáculos “Miguel Matamoros”, de Santiago de Cuba.

Para conocer detalles de su trayectoria musical, Sierra Maestra conversó con una de las intérpretes que en la actualidad defiende con mayor arraigo las raíces musicales de esta ciudad.

El vigor de la canción

Artículos

Resulta casi un imposible, y que ocurre con mucha más frecuencia de lo que deseamos, el develar las novedades sonoras que acontecen más allá de los predios capitalinos. Los consabidos problemas objetivos y subjetivos (más lo primero que lo segundo y también viceversa, diría Benedetti), nos impiden a menudo hacer salir a la luz de los medios nacionales los no pocos brillos que atesoran las provincias.

Si usted pasa por Santiago de Cuba y puede darse un salto por alguna de las peñas que allí acontecen, en especial alguna ligada a la buena canción, no deje de escuchar a Giselle Lage Gil. Todavía parece una adolescente, de figura esbelta y una apariencia casi frágil, que sus ojos grandes y serios desmienten de inmediato. Pero, mejor, espere a que cante. Entonces descubrirá una voz hermosa, un sonido donde se notan ya el rigor y el talento, y un futuro donde no faltarán mayores logros y estaturas, si tan serio camino se mantiene y cultiva como merece.